¡Hasta siempre!

The End

Muchas gracias por acompañarnos en esta aventura de desentrañar los misterios del Personal Branding.

Por nuestra parte ha sido todo un placer. Puedes seguir nuestras nuevas aventuras en Twitter, somos: @FernanGonzalez, @LauraTapiaB, @Canovasyvienes, @Martusky@MissArjonilla y @Ales_aparicio. ¡Un saludo!

Imagen: THE PAPER WALL
Advertisements

El Personal Branding y la privacidad

Acostumbrados a escuchar noticias referentes al espionaje entre los líderes mundiales es normal que nos preocupemos por nuestra privacidad. Si bien es cierto que hay personas que no tienen ninguna sensibilidad a los problemas que en un futuro pueden surgir.

Sin necesidad de irse a las más altas esferas del mundo es frecuente que de vez en cuando alguien no necesariamente de forma malintencionada por ejemplo te coja el móvil y te revise tus últimas conversaciones de WhatsApp. También es muy habitual que de vez en cuando salgan a la palestra fotos y vídeos de personas en situaciones incómodas, que suplanten identidades en los diferentes perfiles en las redes sociales, que descubran el historial de búsquedas de alguien, etc. Algunas buenas prácticas en este sentido son:

  1. La defensa física como colocar una pegatina en la webcam o desconectar el micrófono si no lo utilizamos es algo muy válido para frenar el pirateo de nuestros periféricos.
  2. Es fundamental prestar atención a qué redes públicas nos conectamos ya que por los datos que bajamos y subimos desde ellas pueden robarnos información sensible.
  3. El punto anterior también se hace extensible a los equipos públicos en los que se hace primordial cerciorase que se inicia una nueva sesión con el reseteo que conlleva al coger el equipo y cerrar sesión dejarlo.
  4. Actualizar el software aunque tedioso es muy importante ya que las versiones antiguas con el paso del tiempo son más débiles a los ataques.
  5. Usar contraseñas típicas es como no usar contraseña y dejar libre el paso a tus perfiles, las contraseñas robustas tienen que contar al menos con letras mayúsculas, minúsculas y números.
  6. Usar el modo “ventana de incógnito” cuando queramos que nuestras visitas no se queden reflejadas en nuestros historial.
  7. Y aunque se requieren más conocimientos es recomendable comprobar que no tienes instalado malware, fortalecer la configuración de tu wi·fi cambiando periódicamente la contraseña,…

De todas formas no es necesario obsesionarse. Entre no cambiar nuestros hábitos a cerrar todas nuestras cuentas hay que buscar un punto intermedio: hay según qué informaciones que no deben salir del círculo más íntimo, pero como hemos mencionado es positivo mostrar a la sociedad que tienes una vida social, unos hábitos sanos, unas aficiones,… dentro de un orden.

Cómo conectar todas tus redes sociales

En muchos casos se comete el error de volcarse en una red social y dejar desatendidas el resto para lo cual es fundamental establecer dos líneas de actuación:

Una haría referencia a mantenerse alerta de las diferentes notificaciones que generan todas los sites hoy en día. Para establecer un hub que aglutine las notificaciones de todas sería recomendable que eligiéramos una vía que consultemos a diario al menos. Para muchas personas que están habituadas a entrar en el correo electrónico ese precisamente sería un medio adecuado. Pero lo ideal sería vincularlo todo con un smartphone para que nos permitiera percatarnos prácticamente al instante de todas las novedades. Es clave mantener una imagen de que estás accesible pensando en profesiones en las que pueden surgir imprevistos que modifiquen la agenda por completo en el momento más inesperado. Cabe mencionar que los smartsclocks se están posicionando a marchas forzadas con esta finalidad. Algunas grandes empresas ya están colocando a la espera del previsible boom: Samsung ya han mostrado prototipos, otras como Apple se empiezan a posicionar, se rumorea que que ya preparan el iClock.

Por otra parte también hay que hacer referencia a la otra mitad: no la de recibir los avisos sino la de emitirlos, la de generar contenidos. No es precisamente muy alentador encontrarse un perfil que hace tiempo que no publica nada. Podría dar que pensar que estamos ante una persona poco disciplinada, poco constante. Para cual podemos hacer dos recomendaciones: vincular redes sociales entre sí y establecer recordatorios.

Vincular los diferentes perfiles es muy sencillo y puede dar un resultado muy positivo. Una herramienta que no puede faltar en la navaja suiza de una persona que controla las redes sociales es IFTTT (If This Then That, es decir, si esto pasa aquello). IFTTT nos permite establecer una gran cantidad de recetas que nos facilitan muchas labores. Algunas son estas: al cambiar el avatar de Twitter que se cambie en todas las redes sociales, al publicar un post en mi blog personal que aparezca un tuit en Twitter y una publicación Facebook, si alguien tuitea con determinado hashtag que se relaciona con mi especialidad que se vaya archivando en un documento en línea para su posterior lectura,…

Otras herramientas similares enfocadas con el mismo propósito, es decir, crear automatismos en la Red son: Zapier, We-Wired Web, itDuzzit o Wappwolf. Llega un punto en el que estos servicios traspasan las pantallas y controlan interruptores, sensores, termómetros,…

Estas mismas herramientas nos puede servir para establecer recordatorios sobre por ejemplo publicar un post semanal o comentar en blogs de tu sector. Esto último también es muy recomendable: si participas de la comunidad de otros blogs incluyendo la dirección URL de tu blog recibirás gran cantidad de visitas.

En referencia a lo de recordar publicar en tu blog personal uno de los grandes problemas sobre todo en los comienzos es el de no encontrar inspiración. Para solventar este problema se recomienda tener varios posts en borradores para publicar cuando no tengas ideas o simplemente con el título para cuando tengas tiempo de redactar el post completo. Tanto la vida cotidiana de uno mismo como el leer otros blogs, páginas webs, redes sociales,… son inagotables fuentes de inspiración. También entre los bloggers americanos (y cada vez más entre los nacionales) se empiezan a realizar certámenes para picarse con otras personas: los Premios Bitácoras (que cumplen su 9º edición en 2013) o los retos IronBlogger (donde un grupo de bloggers establece que quien falle a su cita con su post deberá invitar al resto).

Cómo desarrollar tu Personal Branding: Dominio

En el Método 4D que hemos elegido entre tantos de los que hay propuestos por los expertos de este campo tan incipiente el cuarto y último apartado hace referencia la evaluación, al chequeo de que todo marcha bien o por el contrario es necesario hacer cambios. Para este apartado de nuevo podemos recurrir a evaluaciones estandarizadas que se pueden realizar de forma periódica.

Los casos en los que se aprecie un pérdida de influencia se puede volver a realizar un diagnóstico y volver a repetir todo el proceso haciendo un borrón y cuenta nueva a pesar de que siempre puede ser posible que haya quienes saquen a relucir el pasado oscuro de alguien. Por tanto, si no hay motivo aparente es mejor realizar rediseños puntuales a cambios radicales que rompan con una línea continuada.

Cómo desarrollar tu Personal Branding: Desarrollo


El grueso del proceso es desarrollar nuevos contenidos. Por mucho que tengas todo diseñado si no lo cargas de contenido como hemos mencionado da una imagen negativa.

Además de escribir nuevos contenidos que publicar en el blog propio, en blog colaborativo, en medios de comunicación, en publicaciones científicas universitarias,… es interesante acudir a eventos relacionados con tu sector. En dichos eventos hay que mantener una actitud proactiva para que el resto de los asistentes vean en tí una persona correcta con la que colaborar y trabajar. E

l concepto de networking es necesario conocerlo y llevarlo a cabo. Es sencillamente eso, conocer a nuevas personas intercambiarse tarjetas de visita así como interesarse mutuamente por los proyectos en los que estén trabajados. Nunca se sabe cuando puede surgir una oportunidad para colaborar, crear sinergias entre proyectos en los tan en auge espacios de coworking que empiezan a poblar no solo ciudades de Estados Unidos y de capitales europeas sino también en nuestro país ya sean de iniciativa privada como pública.

Cómo desarrollar tu Personal Branding: Diseño

 

Una vez hecho el diagnóstico hay que diseñar el plan de acción estableciendo claramente los objetivos que se quieren conseguir a corto, medio y largo plazo. Hay que valorar tanto la parte online como la of line.

Por una parte la forma de trabajar tu manera de expresarse en público ya sea con tu retórica como tu vestimenta. Los expertos recomiendan utilizar manuales de referencia que en estos campos son muy extensos. Una crítica muy generalizada es que no se trabaja en el ámbito universitario y académico en general.

Por otra parte, en el mundo online, hay que valorar en redes sociales nos interesa tener un perfil tras leer las particularidades propias de cada site que hemos enumerado anteriormente. Además es conveniente estar pendiente de las novedades ya que ser un early adopter de un hipotético nuevo Twitter, por ejemplo, te da mucha ventaja para posicionarte como uno de los perfiles más seguidos e influyentes.

Tanto en las redes sociales como en el currículum vitae, la tarjeta de visita y otros documentos en los que aparece tu imagen es aconsejable mantener al igual que las marcas empresariales una imagen corporativa. Es decir, un diseño que te identifique (la misma fotografía de estudio, colores corporativos, logotipo,…) y que al verla inmediatamente se asocie a tu persona. En Internet hay muchos ejemplos muy creativos en los que buscar la inspiración.

Cómo desarrollar tu Personal Branding: Diagnóstico

 

Antes de empezar a desarrollar es conveniente realizar un diagnóstico a modo que evalúe la marca personal propia a día de hoy. Para ello, hay muchas opciones, entre otras:

  • Conocerse a uno mismo a través de la gente que te rodea. Entrevistar a familiares, compañeros de trabajo y amigos de la infancia. Sin duda, te darán una imagen fidedigna de cómo te muestras.
  • Recurrir a las nuevas tecnologías: en Internet hay muchas evaluaciones o tests en las que mediante preguntas y respuestas puedes obtener una calificación, así como los puntos débiles que debes mejorar. Hay que tener cuidado con quedarse en el mundo 2.0 pero es de gran relevancia hacer el ejercicio de buscar tu propio nombre en Google. Puede que aparezcan cosas que no te gusten, pero antes de intentar borrarlas -algo muy complicado- es más sencillo introducir contenidos que vayan superando en la lista de resultados del buscador ya sean artículos en tu blog personal, apariciones en medios de comunicación y publicaciones científicas, vídeos,…
  • Consultar a profesionales. Como ha quedado claro la consultoría de Personal Branding es un sector en alza. Aunque en nuestro país va con retraso en comparación con otros países como Estados Unidos ya van surgiendo referentes en el sector como Elocuent o Soy Mi Marca. Algunas de las preguntas que cabría plantearse extraídas de tests online son: ¿Sabes en qué destacas?, ¿Podrías explicar en qué aportas valor?, ¿Te has buscado en internet? o ¿Tienes un sueño o proyecto entre manos?